jueves, 7 de mayo de 2009

Calefaccion solar - Muro Trombe

Cuando leo este tipo de cosas me siento un poco desfasado, alucino que en realidad no estamos en el siglo XXI sino que seguimos atrapados en una especie de déjà vu medieval permanente:

Diario Peru21 informa: "En lo que va del año (2009) 26 niños fallecieron y se reportaron 31 mil 860 casos de infecciones respiratorias agudas por las bajas temperaturas en el departamento de Puno (...) Siete niños murieron en uno de los establecimientos de salud de la región y diecinueve fuera de los nosocomios (...)."

Impresiona como a la mayoría les abruma la posibilidad de que un virus mutante diezme a nuestra población mientras que, en estos instantes, otro niño más en las zonas altoandinas muere víctima del frío. Si las cosas estan así, ¿qué hacer entonces para contribuir con el mejoramiento de las condiciones de vida en estas zonas? ¿qué podríamos aportar desde la perspectiva de la arquitectura y la construcción?. Pues, en realidad, siempre hemos contado con una serie de alternativas, las cuales ni siquiera han sido inventadas por el ingenio de este siglo ni el anterior, sino que están basadas en el conocimiento y tecnología vernacular, un conocimiento potencial a la espera de ser replicado por arquitectos e ingenieros. SENCICO, en colaboración con el estado, ha puesto en marcha un proyecto que rescata estas estrategias propias de la arquitectura bioclimática, aplicándolas mediante la construcción de sistemas de calefacción solar por ganancia indirecta. Se trata del muro trombe, el cual ha venido siendo construido a modo de prototipo en viviendas rurales ubicadas en distintas localidades de Puno.



El muro trombe que implementa SENCICO consiste en un colector de energía solar compuesto de una superficie vidriada, una cámara de aire y una masa térmica. Como sistema de ganancia indirecta está diseñado para aprovechar la incidencia del sol sobre la superficie vidriada, produciendo por efecto invernadero el calentamiento del aire dentro de la cámara de aire. Los muros de ladrillos o adobe (masa térmica), al estar ubicados detrás de la cámara, impiden el enfriamiento y fuga del aire caliente almacenando el calor producido. Finalmente, por un principio de giro convectivo, el aire caliente circula desde la cámara de vidrio hacia el interior de la vivienda através de unos conductos especialmente previstos. Sobre los conceptos técnicos detrás de este sistema recomiendo revisar las páginas adjuntas petenecientes al libro Manual de Arquitectura Bioclimática cuya lectura recomiendo intensamente:

El Dato: Para más información de sistemas implementados por SENCICO, aprieta aquí.

4 comentarios:

  1. muy buena, ojalà tuviera todo el apoyo y aceptaciòn de la poblaciòn,para asì relicar en todas las zonas que lo necesiten

    ResponderEliminar
  2. Que tal anónimo concuerdo contigo. Se trata de una tecnología que ha estado dormida durante décadas para una realidad como la nuestra, sin embargo espero, al igual que tú, que estos emprendimientos no queden estancados en el ámbito de los "proyectos piloto" y que mas bien se difundan y se multipliquen.

    ResponderEliminar
  3. Lamento decirles que el muro trombe es una estrategia válida cuando la radiación solar directa viene en buena parte del día desde posiciones horizontales (sol bajo). En Perú el recorrido del sol es muy vertical (porque estamos muy cerca a la Llínea Ecuatorial) y de hecho es un sistema que NO FUNCIONA CORRECTAMENTE en nuestro medio. El tiempo se los demostrará...
    Sería mucho más astuto intervenir en techos más aislantes, mayor hermeticidad de los edificios e intercambiadores de calor para ventilación.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo correcto, eso pasa por querer usar cualquier tecnologia, sin probarla antes, mejor desarrollen algo localmente y que sirva en nuestra realidad.

      Eliminar